martes, 24 de marzo de 2009

Vuelta

Después de un puente de 4 días sin hacer nada de nada, ayer volví a entrenar y la verdad es que fue una gozada. Me quedé como nuevo.

Empezaron dos alumnos nuevos. Sólo practiqué con uno de ellos, pero conseguir entender y hacer bien un sankyo la segunda clase, tiene mucho mérito.

Ayer Juan dejó a Ion enseñar el calentamiento de espalda. Se nota que tiene nivel y mucho. Ahora vamos a empezar a dar caña al examen de cinturón marrón que tiene intención de hacer en mayo. Por mi parte le ayudaré en todo lo que pueda, a ver si hace un buen examen. Yo de paso iré mirando las técncias de naranja, mi siguiente objetivo.

Obi, oba, cada día me gusta más...

4 comentarios:

Fraggle dijo...

Si te quedaste como nuevo despues de 4 días, imagina yo tras 12 días.Aunque entrene con suavidad...que ganas!!
¿Vais rapidillo? con los cinturones no? ¡qué tios! Me parece motivador el sistema. En taiji...dificil.Muchas mentalidades que cambiar, es mi opinión.La gente prefiere algo más...¿anárquico? No es mi caso ni el de algunos compañeros pero...la mayoria manda.

Javi dijo...

Los cinturones no deja de ser algo meramente estético, porque el nivel se demuestra en el tatami. Un cinturón no te da técnica, ni saber estar, ni otras muchas cosas que si te dan las horas de tatami semanales.

Lo cierto es que es algo que motiva, a mi por lo menos.

Fraggle dijo...

Yo no digo que dé conocimiento.El conocimiento se adquiere con horas de práctica,como dices.Con interiorización.Llegar a ese conocimiento es camino largo.Pero que algo te motive por el camino, no viene mal, es duro lo contrario.
¿no crees? No hemos elegido precisamente, el pilates como disciplina...

Fraggle dijo...

m¿Sabes que empecé en Taiji por "culpa" del Aikido? Algun día te lo contaré, Maestro.Pero las filosofías no son tan diferentes.